Estás navegando por el archivo de Legitimación.

Archivo: Sobre la legitimación y apropiación en el arte.

el junio 2, 2010 en Legitimación, Política, Prácticas Curatoriales

Vanessa Oniboni, planeó como estudio de fin de carrera un trabajo sobre la legitimación y apropiación en el arte, dentro del estudio hace una pequeña mención a la educación, que os trascribo en el documento adjunto.

Vanessa Oniboni

Os dejo también el link a su página web donde puede descargarse el texto completo:

http://arteydiscurso.com/

Daniel Buren. ¿Es necesario enseñar arte?

el junio 1, 2010 en Legitimación, Política

En septiembre de 1968 Daniel Buren reflexiona sobre el papel del arte en la sociedad, sobre que legitima el arte y su relación con el poder y el conservadurismo. Podemos plantear si nuestra herramienta de trabajo a cambiado o la producción artística sigue padeciendo los sintomas que enuncia Buren. También cuestionar la reflexión crítica que como creador hace del “material” con el que trabaja. ¿Es extrapolable a la práctica educativa?

“La empresa de la alienación quedará acabada cuando “cualquiera” pueda participar de la cultura. Porque la cultura, y el arte, tal como se conciben en la actualidad, son, desde luego, el elemento más alienante. Porque aquí encontramos la virtud política e, incluso, intelectual del arte: la distracción. El arte que es sólo ilusión, ilusión de lo real, es necesariamente distracción de lo real, falso mundo, falsa apariencia de sí mismo. “El arte es la venda que se coloca sobre los ojos del espectador y no le permite volverse sobre la realidad, la suya o la del mundo” (Michael Claura).”

Dburen

Resistencias

el mayo 28, 2010 en Legitimación, Modelos de Gestión en Educación, Política

Uno de los peligros que corremos a la hora de hablar de legitimación es plantearla como algo natural y unidireccional, identificado con una idea de “sistema” abstracta e idealizada. Los nuevos modelos capitalistas, especialmente los vinculados con la cultura, poseen mecanismos de legitimación de la resistencia, o de asimilación de la resistencia dentro del proceso de legitimación del sistema. Desde la Internacional Situacionista se ha venido haciendo hincapié en los riesgos de plantear una “oposición” o “resistencia” y quedar convertidos en agentes de afirmación del status quo.

En la introducción de “Retóricas de la resistencia”, José Luis Brea problematiza el como “enfrentarse al sistema” o más bien “a que sistema”, señalando la capacidad de adaptación del pensamiento hegemónico y centrándolo en el mundo del arte y de las políticas culturales. No hay una mención específica a la educación pero podemos preguntarnos que papel ocuparíamos en ese panorama. 01_brea

Pierre Bourdieu. El campo literario. Prerrequisitos críticos y principios de método

el mayo 26, 2010 en Legitimación, Modelos de Gestión en Educación, Política

“La ciencia de un hecho intelectual o artístico encierra tres momentos necesarios y necesariamente ligados que es importante distinguir con claridad, aunque se inscriben en una relación de estricta implicación: primero, un análisis de la posición del campo literario o del campo artístico en el campodel poder; segundo, un análisis de la estructura de las relaciones objetivas entre las posiciones que ocupan en el campo de producción cultural de losindividuos o de los grupos colocados en situación de competencia por la legitimidad intelectual o artística; tercero, un análisis de los habitus, sistemas de disposiciones que son el producto de la interiorización de un tipo determinado de condición económica y social y a las que una posición yuna trayectoria determinadas dentro de un campo de producción cultural que ocupa una posición determinada en la estructura de las clases dominantes les proporcionan una ocasión más o menos favorables de actualizarse.” bourdieucampo

Dudas, preguntas. Delegitimando la legitimación en educación

el mayo 26, 2010 en Legitimación, Pedagogías Invisibles, Política, Prácticas Colaborativas

¿Es la educación un dispositivo legitimador? ¿Qué orden simbólico (des)legitima? ¿Tienen nuestras prácticas la posibilidad de transformar la estructura hegemónica? ¿Cómo? ¿Qué nos legitima para hacerlo?…

Cuando formulé las preguntas en el grupo me encontré con que estas dudas me conducían a nuevas preguntas. He estado buscando textos o referencias que hablen sobre los modelos legitimadores en educación y arte contemporáneo, las preguntas siguen emergiendo. Así que lo único que puedo hacer es escribir desde el rodeo, un circunloquio que me permita no dejarme atrapar en una estructura, o que muestre las contradicciones de estar atrapado ya ahí.

Si me remito a la sociología me encuentro con el concepto de “campo”, aplicado por Bourdieu en “Las Reglas del Arte. Génesis y estructura del campo literario” (incluyo un extracto del texto), que plantea como se construye las relaciones entre distintos agentes, pero también como se legitima a estos sujetos dentro de esa estructura. Mis dudas surgen sobre como se insertarían los públicos en este proceso y cual es nuestro papel en relación con ellos.

Al mismo tiempo estamos viviendo un momento de “legitimación” de la práctica educativa vinculada al arte contemporáneo, ya sea desde el papel que desempeña en las instituciones, sus vinculaciones con la propia producción de arte o las plataformas alternativas vinculadas con los modos de pensamiento contemporáneo. Hasta que punto el campo del arte está “reabsorbiendo” una práctica de disenso en su mecanismo legitimador, ¿podemos comportarnos como el resto de los agentes que forman parte del “campo artístico”?

No es cuestión de plantearnos una función legitimadora de las producciones contemporáneas, formamos parte de ese proceso tanto por exclusión como por afirmación, sino de preguntarnos cómo queremos insertarnos en esas estructuras de poder y que papel queremos desempeñar dentro de las mismas. ¿Una oposición a algunos planteamientos del sistema del arte debe adaptarse a su estructura para utilizarla o cuestionarla?

Este tipo de enunciados están íntimamente relacionados con el poder, tanto con las estructuras de poder como los modelos de interiorización del poder que hemos aprendido y asumido. Naturalizar el disenso es obviar que forma parte de la estructura, una contribución al espectáculo de la cultura.

¿Somos un servicio a la sociedad, agentes del cambio o ejecutantes de un ritual del arte? ¿Qué nos mueve a hacer lo que hacemos?

Network-wide options by YD - Freelance Wordpress Developer